Iwo Jima

Tiraban un cable para el telégrafo, pero se convirtieron en el icono de la victoria en Iwo Jima gracias a Joe Rosenthal, un fotógrafo que llego tarde a la acción. Un grupo de soldados había conquistado la cima del monte Suribachi y había colocado la bandera de Estados Unidos.