Carolus, el dólar español

En 1856, marinos mercantes estadounidenses se quejaban con cierta incomodidad del hecho de que el dólar español de Carlos III, el famoso “Carolus”, se comprase a precios casi el doble de caros que los dólares mexicanos o norteamericanos en Shanghai. Para cualquier observador de la época, este incremento del 50% apenas podía justificarse, sobre todo…