La hija maltratada de Juana la Loca

En Tordesillas, Carlos se reencontró con su madre y halló allí a una hermana: Catalina, la niña que estaba pasando su infancia encerrada bajo la crianza de la trastornada Juana y de sus tiránicos carceleros.