La hija maltratada de Juana la Loca

catalina.jpgEn su primer viaje a España, Carlos de Gante decidió visitar a su madre, Juana “La Loca”, recluida en Tordesillas, con el objetivo de obtener su permiso para poder titularse como Rey de España y, obviamente, por cuestiones afectivas. En el palacio y prisión de Tordesillas, Carlos se reencontró con su madre y halló allí a una hermana de la que apenas conocía su existencia: Catalina, la niña que estaba pasando su infancia encerrada bajo la crianza de la trastornada Juana y de sus tiránicos carceleros.

Ir a descargar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s