La gran decepción de Miguel Ángel

En marzo de 1505 el papa Julio II pidió a Miguel Ángel que acudiera a Roma para encargarle el que sería el proyecto de mayor envergadura de su carrera. En cinco años, y a cambio de 10.000 ducados, el florentino tenía que proyectar, construir y esculpir la tumba más monumental consagrada a un solo hombre desde la Antigüedad. Descubre con nosotros este enigma. Puedes contactar con nosotros escribiendo a opinion@radioencuentro.net.
Escucha aquí:

Ir a descargar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s