Tesoros robados

Cuando en 1798 Napoleón Bonaparte emprendió su célebre expedición a Egipto no podía suponer que el trabajo del centenar y medio de sabios que le acompañaron iba a desencadenar una fiebre egiptológica en toda Europa. Responsable de ello fue la publicación, a partir de 1809, de las investigaciones de estos estudiosos en una monumental obra titulada “La descripción de Egipto”, ilustrada con más de tres mil grabados originales. Por desgracia, la fascinación por el misterioso mundo de los faraones generó también una insaciable demanda de antigüedades egipcias por parte de los coleccionistas, y ello propició a su vez, a lo largo de la primera mitad del siglo XIX uno de los mayores saqueos arqueológicos de la historia. Escuchando este Enigma Express vas a ir conociendo más sobre este apasionante tema.

Ir a descargar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s